ATENCIÓN, si naciste en los 90’s TIENES que ver esto! :)

COOL 964 Visitas
safe_image (1)

¿Recuerdas tu infancia? la de muchos de nosotros incluyéndonos al equipo de momento social fueron los gloriosos 90´s, el vídeo que verás aquí te traerá lo mejor, tocará tus fibras nostálgicas de esta increíble época, pero como hubieron cosas buenas, hubieron leyendas urbanas que vale la pena recordar.
Época de nintendo, avalanchas, peinados ridículos, canciones horribles como “piquito de pollo” y demás himnos olvidados. Pensando en toda una serie de anécdotas noventeras, llegamos a la conclusión de que los 90, definitivamente fueron la época de los mitos urbanos. Algunos eran creíbles, otros ni al caso. Y en realidad la fórmula era sencilla: se elegía algún tópico de moda entre la juventud y se decía que era del diablo. Así de sencillo.
El Chupacabras: Bueno, la verdad es que este es uno de los mitos más chafas de esta década. Se trata de que existía una criatura grotesca, diminuta, o enorme, y muy popular que acosaba a los animales de las parcelas y todo aquél que se le enfrentara. El mito fue tan grande que hubo innumerables reportajes sobre el tema y lo más curioso es que, nadie encontró nada. ¿Curioso, no? Quizás tenga que ver con algún suceso de la agenda nacional de ese entonces. Pero esas son meras suposiciones.
Pokémon es el Diablo: Este es el primero de la lista en entrar a esta categoría, pero se le pueden agregar varias caricaturas del momento como Dragon Ball, Los Caballeros del Zodiaco, Los Pitufos, etc. El pretexto de este mito fue que según alguien, “Pikachu” significaba algo así como “100 veces mejor que Dios”. El problema es que nunca dijeron en qué idioma. Además, se decía que la evolución de estas adorables criaturas causaba ataques epilépticos en los niños. Quizás el rumor se esparció porque nadie aclaró nunca que aquellos pequeños asiáticos sufrían de epilepsia y sus ataques nada tenían que ver con el show.
Toy Story fue la primera película animada por PIXAR y marcó la infancia de toda una generación de niños que la vieron, primero en el cine, y después en un enorme VHS.
La verdad, es que todos amamos esta cinta y la amamos locamente, a tal grado que nos produjo la paranoia de pensar que nuestros juguetes estaban vivos. Algunos, incluso, despertábamos por la noche para ver si nuestros juguetes tenían vida.

Este mito, tristemente, es totalmente falso.
Fueron demasiadas las cosas que marcaron esta nostálgica época y nuestra intención no es que te claves leyendo aquí, si no que des click al vídeo que está en la parte de arriba de esta publicación. Esperemos te guste y te lleve al baúl de los recuerdos.

Compartir

Comentarios