Superhéroes, ¿Cómo serías si estuvieran adaptados a la cultura pop? #noparodereír

CURIOSIDADES 1032 Visitas

Probablemente usted está familiarizado con la mayoría de los libros de historietas de cómic. Héroes que luchan para salvar el día, mientras que los villanos hacen todo lo contrario. Sin embargo, alguna vez se preguntó cuál sería el resultado de tomar estos héroes del cómic y villanos y colocándolos en el centro de nuestra cultura pop realidad? El Artista Marco D’Alfonso ha hecho precisamente eso y los resultados son hilarantes! Desde un mal funcionamiento de vestuario de Batman a la actitud dura que feminiza a Wolverine, presenciar estos 20 cómicas mashups a la cultura pop te tendrá riendo histéricamente (al menos yo estaba riendo).

Las primeras historias de superhéroes contenían esquemas narrativos muy parecidos a los de las más recientes tiras de aventuras. Historia entre la realidad y la ficción, en forma de serie continua, basada en un protagonista carismático con doble identidad, máscara/disfraz o complementos. Bien visto, lo único que añadieron algunos superhéroes fueron los superpoderes, pero desde el punto de vista industrial acabarían revolucionando el mercado. Igual que las historietas japonesas coetáneas, pronto se dejarán imbuir del espíritu bélico de la Segunda Guerra Mundial, presentando en muchas ocasiones nombres o uniformes relacionados con sus símbolos nacionales y enfrentándose a los enemigos del país.
Además, los superhéroes han sido objeto de innumerables adaptaciones cinematográficas y televisivas, facilitadas últimamente por la mejora de los efectos especiales debida a la tecnología digital. Podemos destacar películas clásicas como “Superman” , de Richard Donner, “Batman”  y “Batman Returns” , ambas de Tim Burton.

El éxito de películas como Blade , X-Men o Spiderman han motivado la aparición de una multitud de proyectos cinematográficos y televisivos protagonizados por superhéroes tan dispares como Daredevil, Catwoman, Hellboy o Hulk. Aunque no hay que olvidar por qué eran tan importantes, su lucha desinteresada en defensa del inocente, ya sea combatiendo el crimen, catástrofes, invasiones extraterrestres, o cualquier otra amenaza, con frecuencia al margen de la ley.

 

Se puede hablar así de su estructura de valores morales: generosidad, sacrificio, autocontrol, piedad, etc. que convierten a los superhéroes en verdaderos “santos” modernos (“salvadores del mundo” dentro de la más auténtica tradición cristiana), en un mundo que carece de fe en los antiguos. En cualquier caso, no modifican de forma importante la vida en la Tierra, dedicándose a asuntos de poca trascendencia (no acaban con la guerra ni el hambre, por ejemplo). También puede relacionarse con el triunfo del individualismo, atemperado con la idea de servicio a la comunidad y el trabajo en equipo.

Compartir

Comentarios